Bienvenid@

Después de haberme tomado un largo periodo para la reflexión, aquí me tenéis de nuevo.

Tras haber probado durante meses el funcionamiento del blog, decidí hacer un parón y evaluar lo ocurrido. Qué bueno es tener experiencia en la vida, poder sacar conclusiones con la necesaria tranquilidad.

Los cambios que se producirán en este blog, en el futuro próximo, serán pausados. Con ello, trataré que este escaparate sirva a mis propósitos y, de paso, seguir invitándoos a leerme.

Aprovecho para agradecer a mi querido amigo, Alonso Martínez, el esfuerzo que ha realizado para mejorar el aspecto del blog, además de adaptarse a unos criterios muy personales, facilitándome con ello la futura gestión de esta ventana al mundo.

A vosotros, los que me visitáis, espero seguir recreándoos, sin más pretensión que la de entreteneros con mis relatos.

¡Feliz 2018!